976.es


Noticias de Zaragoza

En ejecución, los últimos trabajos a cargo de la compensación de Fomento por la cesión de la titularidad de la carretera de Madrid

— 11.07.2018 @05:39

Desde ayer se renueva el pavimento en 700 metros del vial y se coloca el alumbrado definitivo en el eje de la mediana

El Ayuntamiento de Zaragoza ejecuta los últimos trabajos con cargo a la compensación de Fomento por la cesión de la titularidad de la carretera de Madrid. La intervención, que se ha realizado por fases a causa de los ajustes que ha realizado el Ministerio, aborda ahora la renovación del pavimento en 700 metros de la calzada, la instalación del alumbrado público definitivo y la colocación de un semáforo y la supresión de barreras arquitectónicas.
La cesión de la titularidad de la carretera de Madrid se acordó en 2008 mediante la firma de un convenio que reconocía una aportación de 1,5 millones al Ayuntamiento de Zaragoza para realizar la reconversión de esta carretera nacional en una vía urbana entre los puntos kilométricos 317,100 y 312,500.
Los primeros trabajos se realizaron en 2011 por un importe de 944.000 euros, pero desde entonces los ajustes en las cuentas del Ministerio han forzado a segmentar las aportaciones. Ahora se ejecutan los últimos trabajos que suponen el fresado y asfaltado entre la rotonda de Ibón de Plan y la calle Ariza, y en el tramo entre el acceso a Rosales y las proximidades con el cruce del Canal Imperial de Aragón.
De la misma manera se sustituye el alumbrado público colocado en las márgenes de las aceras por un alumbrado nuevo, situado en el eje central de la mediana. Esta operación ya ha concluido en el tramo entre Ibón de Plan y el acceso a Rosales del Canal y se actúa en este momento en el sector entre Ibón de Plan y la calle Violeta.
Por último en esta fase final de obras, se ha colocado un paso de peatones semaforizado y se han adaptado a la normativa de eliminación de barreras arquitectónicas diversos pasos de peatones en la rotonda de la carretera de Madrid con la ronda Ibón de Plan. Las obras concluirán la próxima semana.
Además de los trabajos de esta última fase, valorados en 300.000 euros, el año pasado se adecuó la mediana de la antigua carretera entre la calle Violeta y el puente de acceso a San Juan Bautista de La Salle. Así, se delimitó con bordillos de hormigón, se plantaron arbustos en los alcorques y se les dotó de riego por goteo. También se colocaron sumideros y se realizó la obra civil de alumbrado, se completaron las canalizaciones semafóricas y se renovó una parte del asfaltado de la vía. Los trabajos ejecutados en 2013 tuvieron también una dotación de 300.000 euros y completaron las primeras transformaciones en la antigua carretera de Madrid, ejecutadas en 2011 y que supusieron la pavimentación y ensanche de las aceras y de la calzada entre la calle Violeta y San Juan Bautista de La Salle , la dotación de redes de drenaje, abastecimiento y riego, y la colocación de canalizaciones de semáforos, alumbrado público y señalización.
La conversión de la carretera de Madrid en una vía urbana se está produciendo pese a que están pendientes desarrollos urbanos que jalonan esta arteria y que hacen, entre otras cosas, que no se disponga de todos los terrenos que configurarán de manera definitiva la superficie de este vial.
Por otra parte, desde el lunes permanece cortada al tráfico la calle San Rafael, en el tramo comprendido entre las calles Santa Teresita y Nuestra Señora de Covadonga para poder reparar el vertido a la altura del número 31 de la calle. El plazo de ejecución estimado es de dos semanas y el acceso a los garajes que se ubican en el tramo cerrado a la circulación se realiza en contradirección desde la calle Nuestra Señora de Covadonga.